sábado, 1 de junio de 2013

Tipos somáticos.

Como comenté en la introducción tengo la intención de que todos estos artículos sean bastante largos en conjunto. He decidido que los voy a dividir en dos partes: teóricos y prácticos. Primero os soltaré toda la teoría que espero explicarla con mucha claridad y que cuando terminéis seáis capaces de explicárlo vosotros a otras personas. Quiero poner toda la teoría en vez de solo ejercicios prácticos porque es importante conocer lo que se está haciendo. Os podría decir:

"Levántate todos los días a las 6 de la mañana, desayuna 3 vasos de leche con albóndigas, luego sal a correr 3 horas, dúchate con agua a 27,6º y luego haz 300 abdominales seguidos."

Y claro, esto es un ejemplo exagerado, pero el caso es que no quiero que hagáis nada sin comprender el porqué va a funcionar. Es como quien utiliza una calculadora pero no sabe multiplicar a mano porque no entiende el concepto. Si escribes 3x4 y la calculadora te dice que son 11 (porque esté rota por ejemplo) y tú que no sabes multiplicar te lo crees y lo estarás haciendo mal. Pues lo mismo con los planes de entrenamiento y ejercicios. No sirve de nada que yo te ponga unos ejercicios, que tú te los creas porque no sabes nada sobre el tema, y luego resulta que sea mentira.





"Nº 2: LA GENÉTICA IMPORTA"

Así que sin enrollarme más empiezo aquí el primer capítulo teórico. Os toca aprender 3 palabrejas raras: Ectomorfo, mesomorfo y endomorfo. Son los 3 tipos somáticos en los que se puede clasificar a una persona dependiendo de su capacidad para acumular grasa y sintetizar músculo.



Ectomorfo: Seguro que todos conocéis a alguien que come, come y come y no engorda. Que se puede meter 4 donuts rellenos de chocolate para desayunar y al día siguiente sigue exactamente igual. Esa gente delgada y con un peso bastante inferior al "normal". Tienen gran dificultad para ganar músculo pero por otro lado no tienen que machacarse a correr ni a dietas para perder grasa. Les cuesta sudor y lágrimas conseguir algo de peso y tienen que ser muy estrictos con las dietas sin saltarse nunca ninguna comida para poder progresar. Algunos famosos ectomorfos son Bruce Lee o Edward Norton, el protagonista de American History X. Edward a base de mucho trabajo consiguió pasar de tener un cuerpo delgaducho al impresionante bicharraco que podéis ver en la película. Una de las transformaciones más espectaculares en mi opinión.

Edward Norton en American History X

Mesomorfo: Cuerpos perfectos, musculosos y atléticos por naturaleza. Con un entrenamiento bueno y vigilando un poco la dieta consiguen resultados espectaculares. Casi todos los culturistas pertenecen a este grupo.

Somatipo mesomorfo

Endomorfo: Estas son las personas que parece que engordan sólo con respirar. Acumulan grasa con facilidad y tienen tendencia al sobrepeso. Por ello tienen que seguir una dieta muy controlada ya que basta una visita al McDonalds para echar por tierra el trabajo de varias semanas. La parte buena es que si consiguen ser contantes con la dieta son capaces de tener un buen cuerpo con mucha facilidad.

Endomorfo

Así que deberíais saber a qué tipo somático pertenecéis. Esto no se consigue mirándote al espejo y viendo si  estás delgado, estupendo o gordo. Esto es genética y para saberlo debes conocer cómo reacciona tu cuerpo. Se puede ser una mezcla de varios (70% ectomorfo - 30% mesomorfo) pero es difícil de saber exactamente. Lo único que necesitas es tener una idea de cómo es tu cuerpo y tu genética para saber cómo atacar los objetivos que te has planteado conseguir y seguir progresando sin frustraciones.

----------

Parte 1: Introducción. http://breakinmylife.blogspot.com.es/2013/05/los-secretos-para-un-cuerpo-perfecto.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario